martes, 7 de julio de 2015

Ensalada de guacamole y queso

Cada vez que entro a un bar no puedo evitar fijarme en los platos de la carta y en sus ingredientes. No es que vaya a restaurantes o  bares cada día pero en Almería, con su amplias cartas de tapas elaboradas, es fácil encontrar una gran variedad para probar y para inspirarse e incluso intentar imitar. Este es el caso de la ensalada que os presento a continuación, y que en casa elaboro con mucha frecuencia, usando incluso la misma presentación que el bar donde la probé y sigo probando. A mi hijo le encanta esta ensalada y es recurrente para la cena en las noches de calor. Como siempre digo, todos los platos que cocinamos, con una buena presentación, pueden servirse en una comida especial o como un canapé durante una cena informal con amigos, esta ensalada es especialmente exitosa para eso.
De todas las ensaladas que suelo hacer esta es quizás la más sencilla, porque hasta el guacamole lo compro elaborado. Es mejor hacerlo en casa y os lo aconsejo, pero por comodidad tengo en la nevera guacamole y no aguacates. Pero !ojo! no todos los guacamoles que venden son iguales, yo sólo uso del fresco, el que se encuentran en los refrigadores del supermercado y tendréis que probar hasta que déis con el que más os guste o !MEJOR AÚN !!elaborarlo en casa!! porque es bastante sencilo. Os diré omo lo hago yo en otra ocasión, aunque en esta ocasión es más bien una crema de guacamole.

Ingredientes:
Tomates rojos (a mí me gusta tipo pera) o tomate kumato
Queso fresco (os puede valer el tipo Burgos pero es mejor uno un poco más consistente, como el que venden en las charcuterías fresco del día)
Guacamole (crema de guacamole)
Aceite de oliva
Orégano
Pimienta molida
Sal
Nachos


Elaboración:

Picamos el tomate en cubos pequeños y los ponemos en un bol. Los salpimientamos y le echamos un poco de orégano y un chorrito de aceite de oliva, Removemos y reservamos.
Aparte, troceamos el queso fresco en daditos, más o menos del mismo tamaño que el tomate. Añadimos un poquito de pimienta y regamos con un chorrito de aceite y .... !!LISTO! a montar el plato.

En un plato colocamos un aro de emplatado, o lo montamos en un vaso bajo u otro recipiente que nos pueda ayudar a hacer porciones individuales y servir, y vamos colocando los ingredientes en el siguiente orden:
Llenamos la mitad del aro o recipiente con el tomate troceado, a continación ponemos el queso y por último un par de cucharaditas de  guacamole suave. si hemos usado un aro lo retiramos. Para decorar pondremos 2 ó 3 nachos y !!A COMER!!. Particularmente a mí me gusta ir mezclando los ingredientes con la cucharilla conforme me los voy tomando, cuestión de gustos.

Es una ensalada super sencilla y que admite más ingredientes. Por ejemplo,  la última vez que hice esta la ensalada la presentadé en una fuente, una ensalada a centro, no  individual, y además del tomate, queso y guacamole, le añadí cebolla dulce muy finamente picada y pepino muy picado. Estaba igualmente refrescante y EXQUISITA. Probadla y probad a hacer variaciones y luego me las contáis.




6 comentarios:

  1. Me encanta esta receta! Y me encanta que se haya roto el hielo que recubrìa el blog! Gracias Carmen por ambas cosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba la receta y cuéntanos las variantes que se te ocurran. El cuanto al blog es cuestión de arrancar otra vez. Es un blog de recetas y de ideas versionada. Será fácil y un orgullo seguir dándole vida y viendo que entre todas vamos a tener las cocinas más variadas que nos podamos imaginar.
      Carmen MR

      Eliminar
  2. Delicioso, refrescante, apetecible. Gracias por esta inspiradora receta!
    AMR

    ResponderEliminar
  3. Carmen, me has inspirado para hacer unos canapés para una cena que tengo mañana pero con variante, te la cuento a ver qué te parece: usaré tortitas (de las de hacer tortillas mejicanas o para rollitos o para kebab), untaré el guacamole en las tortitas, después el queso (cortado en lonchas finas en lugar de en dados) y a continuación el tomate picado, salpimentar y enrollar la tortita. Después la tortita se puede cortar en rodajas y servir los círculos en una bandeja como canapés ¿Qué te parece? Se me ha ocurrido esta variante porque ya tengo otra ensalada prevista para servir en vasos, sólo me faltaban los canapés para los entrantes.
    AMR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una idea fantástica y que me gustaría que la llevarás a cabo y luego nos contaras el resultado aquí. Por supuesto, queremos ver fotos de tu canapé. Me ha gustado mucho la idea y que te haya servido de inspiración.
      CMR

      Eliminar