lunes, 19 de diciembre de 2011

Pan dulce


La receta me la ha pasado Graciela, y, de todas las que he visto por ahí, creo que es la más exacta.
Ingredientes:
Primera masa (masa de levadura o masa esponja):
300 gr. de harina 000 (harina de fuerza, de la que usamos para hacer pan).
150 cm3 de agua.
1 cucharada sopera de miel.
25 gr. de levadura fresca (yo probé con levadura de esa que venden líquida, y salieron riquísimos tambíén).
Segunda masa
700 gr. de harina.
10 gr. de polvo de hornear (royal o semejante).
90 gr. de levadura fresca (yo eché un poco menos, pero porque era la primera vez que usaba esa levadura líquida y no sabía cómo iba a funcionar).
200 gr. de azúcar.
10 gr. de sal fina.
3 ó 4 huevos (depende del tamaño).
200 gr. de manteca.
100 cm3 de leche.
1 cucharada de extracto de malta (si no se encuentra, sustituir por algún tipo de miel, al fin y al cabo el extracto de malta viene a ser una especie de miel de avena, sirve para que el producto dure más).
1 cucharadita de esencias de limón, de vainilla, de panetone (si encontramos) o de azahar (una cucharadita de cada una de las esencias, tiene que estar muy perfumado)
Chocolate en trocitos, frutas escarchadas, frutos secos, unas gotitas de licor...

Preparación:
1. Mezclamos todos los ingredientes de la primera masa y dejamos fermentar a temperatura ambiente hasta que duplique su volumen.
2. Disolvemos la levadura con la mitad de la leche. Y el polvo de hornear con la otra mitad.
3. Mezclamos, sin batir, los huevos con el azúcar, el extracto de malta, la sal y las esencias. También las levaduras que hemos disuelto en la leche.
4. En un bol colocamos la primera masa y la mezcla de huevos. Amasamos todo junto.
5. Ponemos la harina sobre la mesada (yo la pongo en un bol grande, para no hacer mucha guarrada). le hacemos un hueco en el centro y echamos toda la mezcla de huevos, leche, primera masa, etc. Amasamos. Agregamos también la manteca, en punto pomada. Seguimos amasando.
6. Tenemos una masa lisa y sedosa. La dejamos reposar durante 15 ó 30 minutos. Para que aumente su tamaño.
7. Le añadimos, en cantidades considerables, los frutos secos, las frutas, trocitos de chocolate, lo que más nos guste. O directamente, no se añade nada, que también hay a quien le gusta sólo el pan, sin 'tropezones'. (podríamos poner pasas en remojo con un poco de licor, antes de añadírselas a la masa, para que le dé más gusto)
8. Dividimos la masa en tantos moldes como tengamos (el molde debe ser alto, en caso de no tener, podemos formar bollos de pan). Vamos a dejar que descansen un rato, porque la pobre masa a estas alturas ha tenido un ajetreo importante. Mientras ponemos el horno a calentar, tiene que estar a una temperatura media, más hacia abajo que hacia arriba.
9. Cuando ya ha descansado y ha levado (otros 15 o 30 minutos), cortamos la superficie con un cuchillo, como si estuviéramos dándole la forma al pan, pintamos con huevo y lo metemos en el horno.
10. El tiempo de cocción dependerá del tamaño de los panes, cuando lo veáis doraditos, haced la prueba del palillo y si sale seco, el pan dulce está listo.

Glacé Real



En realidad, esta receta no es nada del otro mundo, pero está bien tenerla a mano, por si hay alguna tarta o alguna galleta para decorar.
Necesitaremos:
250 gr. de azúcar impalpable o azúcar glass o azúcar polvo o como queramos llamarla.
1 clara de huevo.
2 ó 3 gotitas de limón.

Cómo se hace:
Se puede hacer todo manualmente, sólo sería necesario tener un batidor manual y mucha paciencia, no es mi caso, así que opto por hacerlo en la procesadora, con las varillas de hacer crema o merengue.
Se pone la clara del huevo y la mitad del azúcar, aproximadamente, tampoco es necesario que sea estrictamente 125 gr., y se siguen los mismos pasos que si estuviéramos haciendo merengue. Cuando tenemos la consistencia pomada, echamos el resto del azúcar y las gotitas de limón, y seguimos mezclando con la procesadora, hasta que quede todo con un aspecto liso, una especie de pomada espesa.
Si queremos que tenga color, este es el momento de darle el tono deseado. Podemos usar los colorantes alimenticios que usamos para las galletas, con unas gotitas o una chispa de polvo es suficiente (yo en este caso he elegido el violeta, el verde y el azul, porque como las galletas son marrones, ni el amarillo ni el naranja habrían destacado mucho, no sé qué habré hecho con el rojo que tenía). También podríamos sustituir el azúcar impalpable blanco por azúcar de esos que ya llevan color incorporado.
Conforme vayamos teniéndolo listo lo vamos poniendo en bolsitas plásticas, si tenemos mangas pasteleras de esas desechables, de plástico, sería genial, porque podemos guardarlo en el mismo sitio donde lo vamos a usar. Hoy yo no tenía de esas mangas (son geniales, porque me sirven para todo, hasta para echar la masa de las magdalenas en los moldes), así que usé bolsitas transparentes, de las que uso para los souvenirs de los cumples. En estas bolsitas, y en la parte baja del frigo, se pueden conservar hasta una semana. Pero, mi consejo es hacer la cantidad necesaria para el momento preciso y no jugar mucho con el tema huevo.
Esas mismas bolsitas que hemos usado, con un agujerito en la punta, nos pueden servir de improvisadas mangas pasteleras.

Nota: si nos sale muy seca y dura, le echamos una gotita más de limón, y si, por el contrario, no sale muy líquida, le echaremos un poquito más de azúcar.

La receta de las galletas no es necesario que las ponga, porque es, prácticamente la misma que usó Diana en los hombrecillos de jengibre.

martes, 13 de diciembre de 2011

Carpaccio de gambas y caviar

Me habéis pedido que publique las recetas que aprendí en el curso de cocina en Madrid, hoy cuelgo el entrante y prometo publicar el resto.
Preparamos un entrante frio usando como ingredientes:
Limones 
Langostinos
Caviar (sustituible por huevas de lumpo...)
Pimiento rojo
Alcaparras

Brotes (en planta)
Sal y pimienta

Herramientas:
Cuchillo bien afilado
Papel de aluminio
Molde para montar redondo (diámetro aproximado de 10 centímetros)

La preparación:
Metemos en una bandeja al horno los limones con aceite de oliva y cubertos con papel de aluminio, el tiempo suficiente para que se asen bien.
Cortamos en láminas finas los langostinos, en horizontal, para hacer filetitos muy finos.
En un plato ponemos el molde para montar y vamos rellenándolo con las láminas de langostino (ojo!! no están cocidos y los comeremos crudos con lo que es aconsejable que los hayáis tenido en el congelador al menos 24 horas).
Una vez cubierto todo el molde y que en el plato hemos dibujado una especie de torta fina y redonda de gambas, retiramos el molde.
 Los limones ya están asados, los abrimos y extraemos la pulma, todo el jugo que junto al jugo de la bandeja y el aceite de oliva con el que lo cubrimos haremos un coulis, ponemos unas gotitas sobre los langostinos.
Picamos el pimiento rojo en trocitos muy pequeños y espolvoreamos con él los langostinos.
Decoramos los langostinos con pequeñas hojas de brotes.
Ponemos un poquito de caviar al centro, salpimentamos y lo bañamos con un poquito de aceite de oliva.

                                                                                                                                   L u I s A

Calabaza rellena de conejo y frutos secos

 Ingredientes:
1 calabaza mediana (forma de botella)
orejones
conejo desmigado
cebolla
nueces
un yogur de leche de cabra
aceite de oliva
hoja de laurel
sésamo negro
nuez moscada molida
canela molida
sal
Pimienta negra
Esta es una versión de una receta que me pareció cuanto menos curiosa y que resultó estar mas que buena, calabaza rellena de conejo.
En este caso elegí una calabaza de estas alargadas con un cuerpo igual en cada extremo,la partí en dos partes iguales (como para hacer dos vasitos) las vacié usando una cuchara, les dejé un centrímetro de carne de calabaza pegado a la piel y para rellenarlas preparé un sofrito con la calabaza extraída, cebolla, desmenuzado de carne blandita de conejo (previamente cocida con laurel), orejones y nueces, todo esto salpimentado  y una ramita de canela.
En una sarté puse un chorrito de aceite de oliva (una cucharadita sopera) y vertí el yogurt de cabra, lo salpimenté y lo reduje hasta conseguir una crema bien espesa.
Rellené las calabazas, las cubrí con la crema de yogurt, le puse un poquito de sésamo por encima y lo metí en el horno, unos 40 minutos a 180ºc. 
Las fotos no son muy buenas pero os aseguro que estaba deliciso, la carne de conejo la podéis cambiar por pollo, pavo o la que queráis, el yogurt de cabra lo podéis sustituir por un yogurt griego o en su defecto por uno normal natural.
Espero que os guste!!
                                                                                                                                       L u I s A
 

sábado, 10 de diciembre de 2011

Hombrecillos de pan de jengibre



Ingredientes:

Harina: 350 gr
Mantequilla: 90 gr
Huevo: 1
Azucar moreno: 75 gr
Miel: 4 cucharadas
Jengibre fresco rayado o en polvo: 1 cucharadita
Canela en polvo: media cucharadita
Nuez moscada: media cucharadita
Bicarbonato: 1 cucharadita

Praparación:

Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogenea. Hacer una bola, envolverla en film de cocina y dejarla reposar en el frigorifico durante una hora.
Enharinar la superficie de trabajo, estender la masa hasta un grosor de 5 milimetros. Cortarla con las formitas. Si no teneis las formas de hombrecillos improvisadlos con el cuchillo, o usad otras formas.
Hornear durante 10 /12 minutos a 180 °C (horno precalentado, claro), hasta que empiecen a estar doraditas.
Decoradlas como querais. Yo he utilizado las perlas de azucar para los ojos, que he puesto antes de hornear. El resto de las decoraciones las he hecho con la pasta de azucar que expliqué hace un par de recetas.


Tiramisú



Ingredientes:

Mascarpone: 250 gr
Huevos: 3
Azucar: 75/100 gr
Cafè: 2 tazas
Vino licoroso (moscatel por ejemplo) o ron: al gusto
Galletas de Savoia (bizcochitos): 300gr
Cacao en polvo: c.n.


Preparación:

Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve muy consistente (es mas fácil y rápido si se añade una pizca de azucar glass o unas gotas de limón). Reservarlas.
En un bol grande mezclar con las barillas las yemas con el azucar hasta que empiecen a tomar un color blanquecino. Añadir entonces el mascarpone y mezclar completamente.
Mezclar las claras con el resto de la crema: mezclar cucharada a cucharada. Es decir: utilizando una cuchara de madera, añadimos una cucharada de claras, la incorporamos a la crema con movimientos de abajo hacia arriba cuidando que no se bajen demasiado y proseguimos con la siguiente cucharada de claras hasta terminarlas.
Cubrie el fondo de la fuente con un par de cucharadas de crema. Echar el café con una cucharada o dos de licor en un plato o recipiente ondo. Mojar ligeramente los bizcochitos y cubrimos con ellos el fondo de la fuente. Cubrir todo con la mitad de la crema restante y proceder a cubrir ésta con otro estrato de bizcochitos mojados en café, preferiblemente en un sentido diferente al estrato inferior. Por ultimo cubrir este estrato de galletas con la crema restante y, con ayuda de un colador, espolvorear el cacao sobre toda la superficie.
Dejar reposar en el frigo durante al menos un par de horas.

No obligatorio pero aconsejable: queda exquisito si, antes de colocar el segundo extrato de galletas, distribuimos sobre la crema unas gotas de chocolate. No queda nada mal si en vez de gotas de chocolate se añaden moras, o fresas cortadas en rodajas, o lo que os diga el corazón.
Lo he decorado con unas gotas de merengue completamente inútiles, pero me parecian graciosas. Son crujientes, asi que el contraste crijiente/cremoso es agradable al paladar, pero en ese caso habría que colocarlas en el último momento porque con la humedad se disuelven...

jueves, 8 de diciembre de 2011

Pan francés

Ya sé que todas, o casi todas, tenemos nuestra propia variante de pan, y que no es muy original subir aquí una, pero como estoy orgullosa de mi pan y del truco que aprendí para hacerlo, voy a dejar la originalidad para otro día y voy a subir la receta.
Aquí van los ingredientes:
- 1/2 kilo de harina,
-  6 gr. de levadura comprimida (yo usé levadura seca, un sobrecito, lo mejor es seguir las instrucciones que vienen en el envase de la levadura, respecto a la medida de levadura que hay que usar por cantidad de harina).
- 1 cucharada de azúcar.
 - 1 o 2 cucharadas rasas de sal (según como tengamos la presión).
- Agua, cantidad necesaria, que suele ser unos 300 ml.


Pasos a seguir

- Mezclamos primero 150 grs. de harina, 90 ml. de agua y la mitad de la levadura, dejamos reposar en un lugar tibio durante media hora, para que doble su volumen.
- Colocamos sobre la mesada (limpia como los chorros del oro), el resto de la harina, el azúcar, la sal, mezclamos todos los ingredientes secos, incorporamos la restante levadura. Agregamos el agua, mezclamos de nuevo todo y añadimos la primera masa que hicimos.
- Amasamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa bien firme y homogénea, de textura elástica.
- Dividimos la masa en porciones, tantas como panes queremos hacer. Les damos formas de bolas y las dejamos reposar, de 15 a 30 minutos.
- Ahora viene la parte de dar la forma al pan, pueden ser tradicionales o pueden dejar volar su imaginación. Si les damos formas de bolitas y las vamos poniendo en la placa unas al lado de las otras, les saldrá como me salieron a mí (vid. fotos). También podemos alargarlas como flautas y que nos salgan las tradicionales barras. Les damos cortes transversales con un cuchillo que corte bien.
(Nota: esta placa donde vamos colocando las formas definitivas tiene que estar preparada para que no se peguen o ser antiadherentes).
- Dejamos reposar estas formas, para que descansen de tanto ajetreo que le hemos dado y mientras que se vaya calentando el horno. Tiene que estar a 200 ó 250º. Metemos el pan en el horno, de 20 a 30 minutos, según el tamaño que le hayamos dado a las formas.



Como ven no hay mucho nuevo en la receta, pero, yo tenía un problema y es que el pan me salía bastante seco, porque no conseguía la suficiente humedad en los primeros minutos. No me voy a dar como cocinera laboriosa que inventa procedimientos, en una página de internet (perdonadme porque vi tantas que ya ni recuerdo dónde era) encontré la solución: al mismo tiempo que calentamos el horno, dejamos la bandeja más baja que se vaya calentando (mi horno, al menos, tiene varias alturas, puse una bandeja en la más baja y dejé el nivel inmediatamente superior para poner la bandeja con el pan). También calentamos agua en un cacito al modo tradicional o en el microondas, que esto da igual, el caso es que el agua esté caliente. Justo cuando metemos la bandeja con el pan y con mucho cuidado para no quemarnos (usemos los guantes de cocina, para esto) vertemos el agua caliente en la bandeja de abajo, eso va a producir una oleada de vapor estupendo para el pan. Cerramos rápidamente la puerta del horno, para que el pan reciba todo este vapor. No es necesario repetir la operación.
Puede ser que el pan resultante no sea el mejor que se haya cocinado, pero, os aseguró que éste pasó la prueba de calidad, que es Julia, cuando lo cató me dijo, 'mamá, es como el que venden', que para ella es lo mejor de lo mejor.

Nota: Todo el proceso de amasado puede hacerse también en panificadora, con el programa de amasado, después sacar la masa, y dar forma y hornear como se indica en los dos últimos puntos de la receta.

martes, 22 de noviembre de 2011

Pasta de azúcar (con miel)




Mi buen propósito para la semana pasada era aprender a hacer la pasta de azúcar para decorar tartas. Así que busqué en internet algunas recetas y... creo que he aprendido. Ahora quiero compartir mi experiencia con vosotras, no sin antes mostraros unas fotos del antes y del después:


Antes (un normalísimo bizcocho 1,2,3 con un buena taza de café en el 1)











Después (una cursilada de la que sentirse orgullosa :)











Ingredientes:

450 gr de azúcar glass
30 gr de agua (o sea 30 ml)
50 gr de miel
5 gr de gelatina en lámina (cola de pez)

Preparación:

Facilísimo. Poner la lámina de gelatina en remojo en agua fría. Mientras, tamizar directamente en el robot de cocina el azúcar glass. Poner el agua y la miel en un cazo en el fuego lento hasta que sea completamente líquido, que será enseguida. En ese momento, escurrir bien la gelatina y añadirla al cazo, apagar el fuego y girar hasta que la lámina de cola de pez se haya disuelto completamente. Entonces, verter la mezcla en el robot de cocina donde nos espera el azúcar y activarlo hasta que la mezcla se haga una bola compacta.
Sacar la bola del robot y amasarlo con las manos sobre una superficie donde hemos espolvoreado un poco de azúcar glass (para que la pasta no se pegue). Trabajar la pasta hasta que sea perfectamente lisa pero no pegajosa, más o menos como plastilina! La pasta de azúcar está lista! Envolverla en film de cocina y dejarla reposar un rato.



Se puede extender fácilmente con el rodillo, siempre espolvoreando un poco de azúcar glass sobre la mesa para que no se pegue. Una vez extendida se puede colocar directamente sobre la tarta que queremos decorar. Pero atención! Para que se quede bien adherente hace falta cubrir la tarta con algo que funcione como cola: mermelada, merengue, nata montada... Pero no, nunca, crema pastelera! He leído que da pésimos resultados. Yo he utilizado mermelada, la misma que he utilizado para pegar las decoraciones rosas (aunque para esto, para pegar pasta con pasta bastaba un poco de agua...)
Para teñir la pasta de azúcar basta hacerle un agujero con el dedo, añadir el colorante alimentario del color que prefiráis y (aconsejo usar un guante de goma) amasar la pasta hasta que el color sea homogéneo.

Conservación:

Si sobra pasta, envolverla en film transparente y conservarla en una lata en la despensa. No en el frigo. Se conserva hasta meses. Si, cuando la queremos utilizar, se ha endurecido, basta humedecerla un poco y trabajarla hasta que vuelva en sí. He leído alguna opinión que recomienda humedecerla y meterla unos segundo en el microondas.

Nota: ha sido mi primera experiencia con la pasta de azúcar y me ha sorprendido lo fácil que ha sido. Y el efecto es impresionate. Pero es una bomba, es obviamente dulcísima, así que os recomiendo utilizarla para decorar tartas sencillas sencillas. En el título especifico "con miel" porque la mayoría de las recetas que he encontrado usaban glucosio, pero a mí personalmente no me gustan las recetas con ingredientes que no puedo encontrar en un normalísimo supermercado.

Diana

sábado, 5 de noviembre de 2011

YOGURT DE CHOCOLATE Y GALLETAS Choco flakes





Vuelvo con otro postre, como no puede ser de otra manera, chocolateado. Se trata de yogurt por lo  que podemos hacerlo todo lo frecuente que queramos, sobre todo las que tenemos pequeñines y tienen que tomar mucha leche. Os doy la receta como la hice en mi robot de cocina Mycook y también adaptada a la cocina tradicional.


Ingredientes (para 5-6 yogurt)
- 600 ml de leche semi desnatada
- 40 g de chocolate negro de repostería
- 10 galletitas "choco flakes" (son galletitas de cuetara rellenas de arroz chocolateado para sumergirlas en la leche, pero puede usarse cualquier otro tipo de galletas. Este yogurt con unas galletitas Oreo seguro que resulta exquisito)
- 50 g de azúcar o 1 cucharadita de edulcorante líquido. (las galletas ya son dulces así que la cantidad de azúcar es mejor que la personalicéis).
- 1 sobre de cuajada "royal"

Elaboración
En Mycook:
Poner en el vaso las galletas y el chocolate y dar unos toques del turbo, hasta que quede bien pulverizado.
Si vais a echarle azúcar, este es el momento. Se incorpora el azúcar y se vuelve a dar un toque al turbo.
A continuación echamos la leche y el cobre de cuajada (si no lo queréis muy espeso podéis echarle la mitad del sobre).
Ya están todos los ingredientes en el vaso de la Mycook. Programamos 7 minutos a 90º a velocidad 4.
Transcurrido este tiempo, si habíais decidido utilizar edulcorante líquido en vez de azúcar, este es el momento de añadirlo al vaso, damos un toque de turbo, y ya podemos ir llenando los vasos, mejor que sean de una capacidad inferior 150 ml. Dejamos enfriar un poco antes de meter en la nevera. En menos de 2 horas ya estarán cuajados y listos para consumir. Os sorprenderá el sabor y la textura tan suave.

En cocina tradicional:
Con la picadora trituramos el chocolate y las galletas, que quede todo lo pulverizado que se pueda.
Ponemos la mezcla de chocolate y galleta pulverizados en un vaso de batidora y le añadimos el sobre de cuajada y un vaso de leche. Batimos hasta que  quede muy muy bien mezclado.
Ponemos a calentar el resto de la leche en un cazo junto con el azúcar (si vais a usar edulcorante líquido, este se echa al final de la cocción).
Cuando veamos que la leche está caliente, le añadimos la mezcla y batimos con la batidora hasta que quede bien homogéno.
Llevar a fuego lento y seguir moviendo durante unos minutos, hasta que espese un poco.
Retirar del fuego y si lo veis necesario podéis dar otro toque de batidora.
Llenar los vasos y dejar enfriar antes de llevar a la nevera. En menos de 2 horas ya estarán cuajados y listos para consumir. Os sorprenderá el sabor y la textura tan suave.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Pasta con tomates secos

Ingredientes para 2 personas:

300/350 gramos de pasta fresca de harina de semola, corta.
1 cucharada de alcaparras en vinagre picadas
2 cucharadas de aceitunas negras picadas
3 cucharadas de tomates secos en aceite cortadas en tiras
2 o 3 (al gusto) cucharadas de patè de tomates secos.


Preparaciòn:

Practicamente mezclar todo...
Cocer la pasta el tiempo indicado por el fabricante. Antes de escurrirla, reservar una tacita de cafè del agua de cocciòn. Escurrirla pero no (nunca!) enjuagarla. Versar la pasta en una fuente.
Disolver el patè de tomates secos en la tacita (pequeña!) de agua. Añadir todos los ingredientes a la pasta y mezclar bien.

Hermanas, està claro que lo que hay que hacer con esta receta es aprovechar los tomates que o vosotras o mamà ha secado. El paté de tomates secos no se me ocurriria nunca hacerlo, ya que yo no dispongo de tomates secos gratuitamente (no se si me explico) asì que me conviene comprarlo de bote, que està riquisimo y cuesta muy poco. De todos modos os informo que la etiqueta recita asì: "ingredientes: tomates secos, aceite de oliva, albahaca". Asì que imagino que habrà que batir los tomates previamente ablandados en agua con unas cuantas hojas de albahaca y aceite de oliva en la cantidad necesaria para que quede una consistencia parecida a la del pesto, un poquito mas consistente. Pero vaya, que estoy secura de que, si lo buscai, lo encontais hasta en el mercadona!

Diana

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Galletas de manteca de cacahuete

Ante todo os confesaré una cosa: esta receta me la tuve que "ingeniar" porque en casa tenía un tarro de mantequilla de cacahuete y resultó que a mi hija no le gustaba ni pizca. Esa típica mantequilla que nos evoca las series americanas, esos niños que se pirran por un sandwich de manteca de cacahuete cuando llegan a casa... pena me dan ¿no saben lo que es la "crema de chocolate y avellanas" (no menciono marcas pero en nuestras mentes están)? En fin, que el sabor entre dulce y salado de la manteca de cacahuete no ha gustado en el paladar sur-europeo de mi hija y en algo tenía que gastarla. Así que se me ocurrió hacer este otro clásico de las películas americanas: las galletas.
Ingredientes:
200 grs. de harina
100 grs. de azúcar
100 grs. de manteca de cacahuete con trozos (si no tiene trozos, la solución es fácil: picar un puñadito de cacahuetes con la picadora y añadírselo a la masa)
50 grs. de mantequilla
1 o 2 huevos, según el tamaño de éstos.

Preparación:
Más sencillo imposible: derretir en el microondas (a temperatura de descongelación u otra suave) la mantequilla y la manteca de cacahuete, poner en un bol y mezclar con la harina el azúcar y el huevo batido. Mezclar bien con las manos hasta formar una bola de masa, a continuación se van haciendo pequeñas bolitas más o menos del mismo tamaño y se aplastan para darles la forma de galleta. Opcionalmente se pueden hacer esas marcas como de "enrejado" tan típicas, haciendo una ligera presión con un tenedor.
Se ponen en la bandeja del horno cubierta de papel engrasado y se meten en el horno, previamente calentado, a unos 180º hasta que estén doraditas.
Se dejan enfriar y ¡uhmmm! qué ricas. Os aseguro que os chuparéis los dedos ;-)
Ana

Otra tarta de queso: variante de la de Ruth

En realidad esta tarta de queso es una simple variante de la receta que aportó Ruth titulada "Tarta de limón y queso fresco" (véase el enlace). Pero, dado que he introducido significativas variantes, he decidido ponerla mejor aquí que en la página de "Fotos de nuestras hazañas". 
Se prepara la base de la tarta con galletas y mantequilla igual que lo indicado por Ruth en su receta (en lugar de galletas tipo "María" yo he usado las galletas tipo "digestive" que también dan muy buen resultado).
Después se mezcla muy bien una tarrina de queso de untar con unas 10 cucharadas de azúcar, y ahora vienen las diferencias: en un brick pequeño de nata se disuelve muy bien un par de sobres de preparado para cuajada (no gelatina sino cuajada, insisto), el contenido del otro brick de nata se pone a calentar y cuando la nata esté caliente se le añade la mezcla fría (se procede más o menos como se indica en las instrucciones para hacer la cuajada pero con menos cantidad de líquido ya que después se va a mezclar con el queso).
La cuajada disuelta en la nata se añade a la mezcla de queso y azúcar.
Recomiendo que se bata todo muy bien, preferiblemente usando la batidora eléctrica porque no conviene que queden grumitos de cuajada, ya que en ese caso no cuaja (válgame la redundancia) tan bien la tarta.
Una vez bien mezclado se vierte inmediatamente sobre la base de galletas y se mete en el frigorífico.
Una vez frío se cubre con una capa de mermelada de arándanos o del sabor preferido.
Como véis las variantes son mínimas pero importantes ya que al cambiar la gelatina por cuajada se aumenta el sabor a queso. Por otro lado la mermelada que se va a utilizar para cubrir la tarta la suelo calentar y disolver en ella un poco de gelatina de modo que después tenga más consistencia, pero eso es también opcional.
En realidad, tengo un buen puñado de recetas de tarta de queso que difieren las unas de las otras en pequeños detalles (unas con cuajada, otras con gelatina, otras con yogurth, unas con cocción otras en frío, etc. etc.) todas son sabrosas y preparo la que, sobre la marcha, se me ocurre, sobre todo según los ingredientes de que disponga, claro ;-)
Espero que esta os guste.
Ana

Estofado tipo "goulash"

En primer lugar tengo que decir que llamo a mi entrada "Estofado tipo goulash" porque no me atrevo a darle directamente el nombre de "goulash" ya que el auténtico goulash es una receta húngara con siglos de historia y esta que yo os cuento es como yo la hago, mi "recreación" personal, aunque bastante próxima a la tradicional tiene algunas variantes. Hago esta advertencia para evitar que cualquier buen conocedor de la cocina centroeuropea me ponga "pegas".
Entre otras significativas diferencias, el goulash original  se hace con manteca de cerdo y yo utilizo, como es natural, aceite de oliva. Otro elemento característico y esencial del goulash es el pimentón típico húngaro: el paprika. Yo por mi parte utilizo el que se considera el mejor o uno de los mejores pimentones de España: el pimentón de la Vera ¡buenísimo, aromático y sabroso!

En fin, ya va la receta:
Ingredientes:
1Kg. de carne de ternera (yo suelo usar como alternativa más económica 1kg. de carrillada de cerdo, queda tierna y jugosa, así es el goulash que puede verse en la foto que ilustra esta receta)
1 par de cebollas bien grandes (cuanta más cebolla mejor)
2 pimientos verdes
1 pimiento rojo
1 tomate maduro
2 cucharadas de pimentón dulce de la Vera
Unos granos de pimienta
Sal al gusto
Aceite de oliva para freir
Un par de litros de caldo

Elaboración:
En una olla honda se pone el aceite a calentar. A continuación poner los trozos de carrillada (o del tipo de carne utilizado) simplemente para "sellarla" por fuera: vuelta y vuelta. Se aparta la carne y en ese mismo aceite se pone la cebolla cortada en tiras finas y los pimientos cortados en tiras. Se pela y trocea el tomate eliminándole el agua y las semillas. Cuando la cebolla y los pimientos estén casi fritos se añade el tomate. Se aparta el sofrito de la olla y se vuelve a poner la carne (con el juguillo que haya soltado en la fuente mientras tanto) y se cubre ésta por completo con el caldo (debe quedar completamente cubierta para que ningún trozo se reseque), se le añaden los granos de pimienta y la sal. Se pone a cocer a fuego lento durante un par de horas. A mitad de la cocción o un poco más tarde se le añade el sofrito y dos cucharadas generosas de pimentón.

Mis trucos:
Es muy importante dejar cocer con "tranquilidad" la carne y que el pimentón sea de buena calidad. Habitualmente al pimentón dulce se le añade también una cucharadita de pimentón picante pero en mi familia lo prefieren sin el picante. Al caldo de cocción se le puede añadir un chorrito de vino, aunque en la receta tradicional no se usa. También es frecuente añadir unas patatas troceadas hacia la mitad de cocción. Yo lo que suelo hacer es poner como acompañamiento unas patatas al horno o fritas "a lo pobre". Por otro lado, el goulash puede ser un estofado o un plato "de cuchara" eso depende sólo de cuánto caldo se le ponga y de cuánto tiempo dejéis reducir el caldo. Yo, aunque uso mucho caldo para la cocción de la carne, después lo dejo reducir sólo a fuego vivo para formar la salsa. Hay quien forma la salsa añadiéndole una cucharada de harina. A veces lo he hecho así y el resultado es bueno, pero para el goulash prefiero dejarla tal cual.

Ana


Nota: aunque la fotografía no sea de extraordinaria calidad, contiene un "guiño" dirigido a Inma, así que, si adivina de qué se trata, le dedico a ella la receta. ;-)

lunes, 31 de octubre de 2011

Calabaza en agridulce, y de todas las maneras posibles.

Ingredientes:

Calabaza, vinagre, azúcar, aceite de oliva.

Preparación:

Cortar la calabaza en cuadrados de unos 3 centímetros de lado. Ponerlos en un recipiente y cubrirlos con una mezcla de vinagre y azúcar. Dejarlo reposar toda la noche. Al día siguiente escurrir bien la calabaza, meterla en un tarro esterilizado y cubrirla completamente con aceite de oliva. Dejar reposar en la despensa durante una semana. Fin.

La calabaza:

Esta receta viene de una sugerencia del cientifico-cocinero Marco Bianchi en su fastastico libro "I Magnifici 20" (Los 20 magnificos) que habla de ingredientes que normalmente tenemos al alcance de la mano que son riquisimos en propiedades nutritivas y que ayudan a prevenir infinidad de enfermedades y malestares en general. Habla de la calabaza en el capitulo "Los pasteles de la naturaleza. Los buenos naranjas" en el que explica còmo actua el "caroteno" en el organismo. Efectivamente la calabaza es riquisima en caroteno, al que debe (como la zanahoria, el mango, etc) su color naranja. Quiere decir que comiendo una buena cantidad de calabaza nuestro cuerpo consigue producir enormes cantidades de betacaroteno, o sea, vitamina A. 100 gr de calabaza contienen solo 18 kcal. pero bien 600 microgramos de vitamina A, que es exactamente la cantidad diraria recomendada a una mujer. Es decir, la calabaza ayuda a tener la piel sana y joven, previene las arrugas, combate los radicales libres y, como contiene tambièn mucha fibra, ayuda a la regolaridad intestinal. Ademas, ayuda a la digestiòn, calma los nervios y favorece el sueño. Y ADEMAS es indicada para la inflamaciòn urinaria, insuficiencia renal, diabetes, afecciones cardiacas y otro montòn de cosas que no os sabria traducir. Pero no me paro aquì!!!! La calabaza contiene tambièn mucho hierro, potasio y calcio. Los mismos 100 gramos de calabaza contiene la misma cantidad de potasio que 100 gramos de platano (340 mg) pero cuatro veces mas calcio!! (los 100 gr de calabaza contiene 21 mg . Y podria seguir pero no quiero aburriros màs. Os digo solo que si un dia por casualidad en una libreria encontrais la version en español de este lobro debeis absolutamente comprarlo. Existe tambièn la segunda parte, las recetas de os 20 magnificos, que son ni mas ni menos que un montòn de recetas utilizando estos preciosisimos ingredientes. A que ahora no os parece tan sosa la calabaza?? :) Buen provecho.

Diana

domingo, 30 de octubre de 2011

Muffins con calabaza

Ingredientes:

Huevo: 2
Calabaza: 100 gr
Harina: 130 gr
Azucar: 100 gr
Mantequilla derretida: 70 gr
Levadura para dulces: medio sobrecito.
Nuez moscada: una pizca.

Preparaciòn:

Rallar la calabaza con el rallador grueso, el que se usa normalmente para las verduras.
Precalentar el horno a 180°C
Mezclar todos los ingredientes. Yo lo hago en este orden: huevo, azucar, harina, levadura, mantequilla, calabaza, nuez moscada.
Distrubuir la mezcla en los moldes que prefirais y meter en el horno durante unos 40 minutos (dependerà del tamaño de los muffins, claro) a 180°C.
Dejar enfriar en el horno apagado con la puerta abierta.

Son perfectos para halloween, aunque yo no tenia ninguna decoraciòn adecuada para la ocasiòn y he utilizado unos cristales de caramelo. En cuanto al sabor, no se nota muchìsimo la calabaza, pero les da un toque especial. Ademàs, la calabaza tiene una cantidad enorme de propiedades nutritivas que os enumerarè mas tarde en la proxima receta (esta noche o mañana, asi que podeis ir comprando kilos de calabaza jeje)

Si, lo se, esta receta es igual a la anterior de magdalenas. Es fruto de un experimento: he quitado solo un poco de mantequilla y puesto un poco de calabaza. Pero esto nos enseña solo lo genial que es mi receta de magdalenas! se pueden hacer con infinitas variantes! :)

Diana

lunes, 17 de octubre de 2011

Huevos rellenos rebozados

Hace un tiempo vi en un bar de Albox, que servían una tapa que consistía en la mitad de un huevo cocido y posteriormente rebozado y frito. Me pareció buena idea y quise experimentar haciéndolo yo, pero modifiqué un poquito la receta. Imagino que no inventé nada pero en este caso se me ocurrió a mí solita.(Os quiero recordar que nuestro hermano era un inventor, y de los buenos, cuando era niño inventó muchas cosas útiles, aunque no tardaba mucho en descubrir que su invento ya lo tenía patentado otra persona, a él se le ocurría solo).


Ahí va la receta y de la forma más rápida y sencilla (La foto no es muy buena)


Ingredientes

4 huevos XL
4 cucharadas de tomate frito
1 lata de atún
Orégano
Sal
Harina
Pan rallado
1 huevo para el rebozado

Preparación

Cocer los huevos. La yema tiene que quedar bien cocida. Para orientarnos un poquito y aunque depende del tamaño del huevo, yo pongo en un cazo agua fría, sal y unas gotas de vinagre (para que no se rompa la cáscara) y añado los huevos, a ser posible que no vengan directamente del frigorífico, lo dejo calentar hasta que comienza a hervir, a partir de ese momento, para un huevo XL, lo dejo 10 minutos exactos y rápidamente los saco del agua. No sé si funcionará o no pero yo les voy dado algunas vueltas durante los primeros minutos, por si consigo centrar la yema antes de que cuaje la clara.

Pelamos los huevos (ver video, aunque yo no lo hago así) (http://youtu.be/hGApQ-vctf8) y desde los extremos los partimos por la mitad.



Ponemos en un bol las yemas y apartamos las claras.

Aplastamos las yemas y le añadimos una lata de atún, bien escurrido, unas cucharadas de tomate, sal y orégano. Mezclamos bien hasta que la pasta sea homogénea. Hay que conseguir una textura consistente, por lo que no hay que pasarse con el tomate.

A cada una de las mitades de los huevos, le vamos a agrandar un poquito el hueco que dejó la yema.Tomamos una de las mitades del huevo y la rellenamos con la pasta de forma que lo cubra todo lo que se pueda y con volumen. Así rellenamos todos los huevos.


Hasta aquí, son unos huevos rellenos de atún de los de toda la vida. Seguimos:


Una vez tengamos todos los huevos bien rellenos y montados, vamos a ir rebozándolos en harina, huevo y pan rallado, EN ESE ORDEN. Cuando lo pasemos por la harina aprovecharemos para apretar un poco el relleno y darle forma de huevo entero.


Ponemos una sartén con aceite de oliva y cuando esté bien caliente vamos a ir echando los huevos, como cualquier otro empanado. Sacamos y dejamos sobre papel absorbente.


Y ya están listos nuestros huevos rellenos de atún empanados.


El relleno podría ser de jamón, cangrejo, .........


Puede servirse sobre una ensalada, con salsa de tomate, o como pincho.
Tendréis que perdonarme por volver a poner en este blog un video, pero no me diréis que el video no tiene lugar en este tipo de blog.

domingo, 16 de octubre de 2011

Recomendación catálogo

Iba a escribir en un buscador de Internet "el club de la comedia" y no sé cómo pasó pero escribí "club cocina" y claro, siempre hay algo que responde a una palabra en la red, y esta vez para mí ha sido todo un descubrimiento. Si podéis os descargáis el catálogo y os afiláis los dientes. Ana, cuidado que te veo, yo también tendré cuidado porque poquito a poquito la cuenta puede alcanzar muuuuuchooooos euros.
Si no os queréis descargar el catálogo podéis verlo por secciones pulsando los enlaces de la izquierda.

http://www.clubcocina.net/tienda/pdf_catalogue_info.php

Ya me contaréis.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Para los pequeñitos de la casa

BIZCOCHO DE QUESO MASCARPONE Y MANZANA

Esta receta la podemos encontrar en varios blog de cocina, esta receta en particular está extraída del blog de "lacocinadeevanescencia". Se trata de un bizcocho muy suave y jugoso y a mí me parece exquisito, tanto que se ha convertido en una de mis recetas favoritas. (Tengo que confesar que algunas de vosotras ya lo habéis probado pero no era su mejor momento, había sustituido el azúcar por otro edulcorante y con la temperatura había perdido sus características.

Siento que la fotografía no sea la adecuada, la próxima vez que lo hago lo fotografiaré con mejor aspecto.

Ingredientes

250 g de queso mascarpone

200 g de azúcar

150 g de harina de trigo

4 huevos

2 manzanas verdes

1 limón

10 g de levadura en polvo

Elaboración

Rallar la piel del limón y lo exprimirlo. Reservamos piel y jugo.

Pela las manzanas, trocearlas en cuadraditos. y reservar bañadas con el zumo del limón.

Montar las claras con un poco de sal

Batir las yemas y el azúcar. Añadir el queso mascarpone y las manzanas troceadas.

Incorporar la piel de limón, la harina y la levadura y mezclar muy bien.

Agregar las claras e integrarlas con movimientos envolventes hasta que quede una masa homogénea.

Verter la masa en un molde untado con mantequilla (para este postre son ideales los moldes de silicona). Cocer al horno a 180ºC durante unos 40 minutos. Antes de sacarlo del horno comprobar que está bien cocido.

También podemos hacer pequeños pastelitos individuales como los de la foto.

Dejar enfriar y desmoldar

Ideal sólo, junto a un café o bien acompañado de helado de nueces, vainilla,

AJOBLANCO


Hace 5 días llegó el otoño y, aunque en Almería seguimos con calorcito, ya no nos apetecen tanto las sopas frías. Ahora le toca el turno a otra de nosotras que poco a poco irá notando como los termómetros suben y tendrá que dejar los guisos calentitos, apagar el horno y pasarse al asado y los caldos fresquitos.


Ingredientes:

200 g de almendras crudas peladas
150 g de pan del día anterior
2 dientes de ajo
150 ml de aceite de oliva suave
25 ml de vinagre de jerez
1 l de agua fría

Elaboración

Primero tendremos que pelar las almendras. Ponemos agua a calentar y cuando comience a hervir le añadimos las almendras y las dejamos un minuto, sacamos las almendras del agua y las dejamos enfriar un poco, ahora presionando por un extremo la piel se desprenderá fácilmente. (Podemos usar también el microondas, sólo tendremos que poner a hervir agua en un bol de cristal y después añadir las almendras y volver al microondas durante unos 20 segundos, enfriamos bajo el grifo y ya están preparadas para retirarles la piel).

En un vaso de batidora ponemos las almendras, los ajos pelados y sin germen, sal y un poquito de agua. Batimos hasta que quede una masa homogénea y las almendras estén trituradas.

Mojamos la miga de pan en un poco de agua y vinagre y la añadimos al vaso. Volvemos a batir hasta que quede bien mezclado.

Ya sólo nos queda añadir el aceite y lo haremos poco a poco, a la vez que batimos.

En este punto tenemos tres opciones:

1. Presentar el ajoblanco como entrante, acompañando unas tostadas, con unos colines, ....

2. Aunque suena raro, está riquísimo como salsa de acompañamiento a un pescado frito, tipo salmonetes. Riquísimo sobre un lomo de bacalao preparado para gratinar al horno (esta receta la publicaré pronto)

3. Por último nos queda la opción más conocida: en forma de sopa fría.

Si vamos a hacerlo como una sopa fría, pasamos el ajoblanco a un bol o jarra y le añadimos poco a poco el agua hasta que nos quede más o menos líquido, según gustos. Rectificar de sal.

Suele servirse acompañado de uvas, pero podemos acompañarlos con otro tipo de fruta, picatostes, jamón picado, huevo....


lunes, 29 de agosto de 2011

Magdalenas



Ingredientes:

Huevo, mantequilla, harina y azucar, la misma cantidad en gramos.
Un sobre de levadura por cada 4 huevos aproximadamente.

Es decir, si por ejemplo quieremos usar 2 huevos, ponemos los huevos en el peso y vemos cuanto pesa. Por ejemplo, 120 gramos: asi que utilizaremos 120 gr de harina, 120 gr de mantequilla y 120 gr de azucar y medio sobre de levadura. Saldràn unas 8 ò 9 magdalenas.

Preparaciòn:

Mezclar todos los ingredientes con la barilla: primero los huevos y el azucar, luego la harina (añadiendola toda de un golpe) y la levadura, y por ultimo la mantequilla derretida.
Llenar los cartuchos para magdalenas a 3/4. Hornear a 170 °C durante 25 o 30 minutos, hasta que estèn bien doraditas. Dejar enfriar.

Sabores: estas de la foto son de limòn porque he añadido el zumo y la ralladura de un cuarto de limòn. Otra buena idea es añadir unas moras o unos arandanos o trocitos de manzana (enharinar ligeramente la fruta antes de echarla en la masa, para que no se vaya al fondo) . O, como no, trocitos de chocolate!!!

Nota para novatos: quizàs habrà alguien en el mundo que utilizarà esta receta para hacer sus primeras magdalenas. A esta persona le recuerdo que los cartuchos de papel hay que meterlos dentro de moldes rigidos (por ejemplo de aluminio) porque si no los papelillos se abren, se desparrama todo y tienes que tirar en horno! Yo uso los vasitos de aluminio de usar y tirar; pero los uso y, en lugar de tirarlos, los lavo y los guardo para la proxima vez.

lunes, 22 de agosto de 2011

Aquí os pongo una foto de 3 montaditos, elaborados siguiendo las recetas que acabo de publicar.

Carmen M.R.

BRANDADA DE BACALAO

Hace unos años Luisa me regaló un libro de cocina francesa, me lo trajo después de una estancia en Francia así que está en francés. Hace unos días compré bacalao para hacer  pipirrana, pero estaba hojeando el libro y ví esta receta que hoy os propongo. La verdad es que en el libro está un poquito más complicada, pero la idea surgió de ahí.

Ingredientes
300 g de bacalao DESALADO
200 ml de crema de leche o nata ligera
120 ml de aceite de oliva virgen extra
1 o 2 ajos

Procedimiento

Calentamos el aceite a fuego muy suave junto con los ajos.
Añadimos los trozos, o lomos, de bacalao y lo mantenemos durante un par de minutos por ambas caras. Sólo estamos confitando, no hay que cocinarlo porque el bacalao ya estuvo en salazón.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco.
Si habéis usado lomos con piel la eliminamos junto con las espinas. Desmigamos el bacalao y lo ponemos en un bol o vaso de la batidora y batimos añadiendo la crema de leche y el aceite poco a poco.
Al final ha de quedar una crema un poco espesa, más espesa que una salsa mahonesa.
Podemos usar esta crema para rellenar unos pimientos del piquillo, untar en tostada, volovanes, tartaletas, o servidas como tapa sobre una cama de puré de manzana.

Nota. En mercadona venden un preparado de manzana, como la carne de membrillo, en la misma estantería, que queda muy bien con la brandada de bacalao.

Carmen M.R.

BOQUERONES EN SALAZÓN. ANCHOAS (receta mejorada)


Ingredientes

Boquerones, cuanto más grandes mejor.
Sal gorda
Aceite
Ajo

Procedimiento
Limpiamos muy bien los boquerones, quitándoles la cabeza y la tripa. Los lavamos muy bien y los secamos con papel absorbente.
En un recipiente plano colocamos una cama de sal gorda y vamos colocando los boquerones destripados. Una vez hayamos completado una capa, volvemos a cubrir con bastante sal, y seguimos colocando boquerones, cruzados con la anterior. Seguimos añadiendo capas de sal y de boquerón, terminando con una capa de sal.



Tapamos con film transparente, le colocamos algún peso encima y lo conservamos en el frigorífico durante 2 ó 3 días. Durante los dos primeros días habrán soltado bastante agua y hay que eliminarla. Sacamos los lomos con cuidado y empezamos de nuevo el proceso, capa de sal, capa de pescado, capa de sal......
Volvemos a tapar con film, ponemos algún peso, y metemos en el frigorífico, yo los meto en una fiambreara grande, durante al menos 120 días. Cuanto más los dejemos mejor quedarán. Si los sacáis antes, también estarán listos, pero menos secos.
Sacamos los pescados, mejor los que vayamos a consumir en breve, y los lavamos bien.
Ahora llega el trabajo. Hay que sacar los lomos, abriendo con cuidado y retirando la espina central. Los vamos colocando en un bol con agua. Cuando tengamos abiertos, así, todos los pescados, vamos a separarlos y retiraremos las pequeñas espinas y restos de aletas y cola. Por último con ayuda de un papel de cocina o mejor, de un estropajo suave, vanos a frotar hasta retirar toda la piel. Lavamos bien y ponemos sobre un paño seco (o varios trozos de papel absorvente).
Cuando todos los lomos estén limpios y sobre el trapo o papel, vamos a secarlos muchisimo, para ello ponemos otro paño sobre el pescado y vamos a enrollar los dos paños con el pescado en el centro, apretamos un poco y cuando desenrollemos los boquerones estarán bien secos.
Disponemos los lomos en un recipiente de cristal, y cubrimos con aceite de oliva virgen.
Boquerones en salazón, cerrados y sólo destripados,  durante 190 días

Esta foto está tomada con boquerones de 30 días que se conservaron en sal limpios y abiertos
Si queremos podemos añadir unos ajos fileteados. Dejar reposar unas horas en el frigorífico antes de consumir.

Nota. De esta forma podemos conservar el pescado.

Carmen M.R.

CABALLA EN ACEITE





Ingredientes

2 Caballas ( de unos 400 g cada una)
Agua
Aceite
Sal
Laurel
Pimienta en Grano




Procedimiento
Lo primero que tenemos que hacer es limpiar muy bien las caballas, eliminando cabeza y tripas, si os lo hace el pescadero mejor pero procurad lavarlas muy bien antes de guisarlas.
Ponemos a calentar el aguar y cuando comience a hervir añadimos un buen puñado de sal y las caballa. El pescado debe quedar cubierto por el agua.
Cocemos las caballas durante unos 15 ó 20 minutos, o hasta que las veáis cocidas.
Sacar las caballas, secar con papel absorbente y dejar enfriar un poco.
Con mucho cuidado eliminaremos la piel e iremos sacando los lomos de las caballas, prestando atención para no dejar espinas y procurando que no queden restos de la carne oscura que los divide.
Vamos colocando los lomos en el recipiente donde vayamos a conservarlas y las cubrimos con aceite de oliva. Le añadimos un poco de sal, unas hojas de laurel y unos granos de pimienta. Dejar reposar unas horas en el frigorífico.

Podéis consumirlas en ensalada, pero como mejor quedan es en una rebanada de pan tostado sobre tomate rallado o pimiento rojo asado cortado en tiras.

Carmen MR

jueves, 11 de agosto de 2011

PERAS AL VINO TINTO


 Ingredientes (para dos personas)
Pera conferencia
- 4 peras . Yo utilizo  las variedades blanquilla o conferencia, en cualquier caso hay que tener en cuenta que no estén muy maduras, pues al cocinarlas se romperías.
- ½ litro de vino tinto de calidad 
- chorrito de vino dulce
Pera blanquilla
- 3 cucharadas de azúcar (o al gusto)
- Canela en rama
- Piel de un limón.
- Opcional (3 granos de clavo)


Elaboración:

En un cazo, más hondo que ancho, ponemos el vino, el azúcar, la piel de limón, la rama de canela y un par de clavos (u  otra especie que os llame la atención, como cardamomo). Calentamos mientras removemos para disolver el azúcar.
Añadimos las peras peladas y conservando el pedúnculo. Las peras han de quedar cubiertas con el vino.
Dejamos cocer durante 15 ó 20 minutos, según queramos, pero vamos comprobando la textura con u palito.
Apartamos las peras y dejamos que reduzca el vino, hasta obtener una salsa espesa, que utilizaremos para bañar las peras en el plato o copa donde las vayamos a presentarlas una vez frías.
Quedan estupendas presentadas con la salsa de vino y un hilo de sirope de chocolate o frambuesa.

Carmen M.R

PAN DE HAMBURGUESA



Ingredientes (aprox. 8 panes):
300 g de harina de fuerza
-       150 ml de agua tibia
-       25 g de mantequilla
-       10 g de leche en polvo
-       5 g de azúcar
-       5 gramos de sal
-       15 g de levadura fresca
-       sésamo
-       agua
Preparación de los panes:
en un bol ponemos el agua, la mantequilla, la leche en polvo, el azúcar, la sal y la levadura fresca bien desmenuzada, o granulada si es de sobre (ojo, levadura de panadero, no levadura en polvo), mezclamos bien hasta que quede homogéneo. A continuación vamos añadiendo la harina poco a poco y amasamos hasta que quede una masa suave, pero que no se pegue a los dedos, cuanto más se amasa más cuerpo toma, así que no hay que echar más harina, hay que amasar más.
Ponemos la masa en un bol y dejamos que repose durante una hora, cubierta con un paño y en un lugar cálido.
Transcurrida la hora de reposo, amasamos y hacemos una bola, de la que iremos cogiendo porciones de unos 125 gramos que redondearemos y una vez estén en la bandeja del horno los aplastamos un poco. Otra forma de hacer los bollos, es utilizando un aro, con un diámetro un poco mayor al de un vaso, para esto extenderíamos la masa con un grosor  de 3 ó 4 cm y cortaríamos las porciones. En una bandeja de horno ponemos papel de hornear y vamos colocando las porciones, dejando espacio entre ellas porque luego van a crecer. Y dejamos reposar durante al menos 20 minutos. Podemos aprovechar este tiempo para precalentar el horno a 220 – 200 ºC
Con mucho cuidado pincelamos los bollos con un poquito de agua, mejor si la pulverizamos, y le echamos el sésamo.
Llevamos la bandeja al horno y bajamos la temperatura a 180º, y los horneamos durante unos 15 minutos, o hasta que los veamos dorados.
PAN DE HAMBURGUESAS (con Mycook)
Meter en la cubeta todos los ingredientes líquidos y programar 30 segundos a 40º y velocidad 2. A continuación incorporar la harina y programar 2 minutos a velocidad amasado, y sin temperatura. Una vez obtenida la masa seguimos los pasos de elaboración descritos arriba.
Idea: Podéis hacer bollos pequeños y utilizarlos con mini hamburguesas, para un aperitivo

Yo hago varios bollos y los congelo cuando se han enfriado un poco.

 Carmen M.R